Como del alma una rémora

anchor-954927_960_720

Anchor, by MichaelZinggda

Como del alma una rémora,
más que comensal, parásita,
y mayor lastre en el camino
que la amputación de ambas piernas.

Como un ancla hundida en el vientre,
que impide arribar a buen puerto,
inmóvil en medio del mar ,
sujeto a patente de corso.

No arguyo al deseo extático
que otorga tiempo a la razón
con beneplácita esperanza,

sino a la apetencia, perversa
y vil sometida a un impulso
tan primario que no da plazo.

Anuncios

Concierto La Ingobernable

La Ingobernable

     Si la peña se moviera por los motivos que arrastran a las personas que pueblan y luchan un mundo distinto desde La Ingobernable se vislumbrarían con pasmosa efectividad otras opciones a este sistema capitalista donde lo que no está regulado está prohibido o sancionado.

     No son los malos, no, señores, apuntad a otro lado. Compartir, soñar, reír… no es delito. Por más que llegue la poli o la guardia armada.

     Comparto este tema: Héroes y villanos, que mucho tiene que ver con buenos y malos y en el que, desde el minuto 4:25, no es que tuviera un tic nervioso en los ojos, sino que vi llegar a un par de munipas y comportarse desde la calidad de su cargo: imponiendo y haciéndose los chulos.

     Y un abrazo especial a Revu, Zero, Fanta y Colegota, a quienes ya les puse cara. No, no son un grupo tipo los Teletubbies a pesar de los nombres. Son gente encantadora de GNUsocial, una red libre alternativa a Tuiter.

Promo concierto “La Ingobernable”

banner

      Si la ilusión se pudiera medir la mía daría dos o tres vueltas al universo.

     Concierto en Madrid, en el centro social “La Ingobernable”. Recordaré mis primeros pasos hace casi 25 años cuando tocaba en la Casa Okupa de Córdoba con un micro amarrado con cinta de embalar a un pie y un ampli que sonaba como una carraca.

     Lo mejor, sin duda, que espero compartir momento con algunos y algunas compis de las redes libres, que tratan de hacer de esta sociedad un sitio un poquito más habitable.