“Su voz”

talking-560318_960_720

talking by longleanna

SU VOZ

Su voz disipa la niebla,

da respiro en la soledad.

Tranquiliza y desvela,

mata la ansiedad.

Su voz es una promesa,

que la luna convierte en realidad,

El zaguán donde espera

mi añorada paz.

No tenerte y pensarte es morir a cada instante;

No pensarte y tenerte es mi lucha más urgente;

No tenerte y pensarte, soy como un bonzo que arde

eternamente.

Su voz es cuanto me entrega,

desde lejos consuela mi penar,

Tan consciente y sincera

que no entiendo más.

Su voz es voz y es ausencia,

es mi muerte si no me fuera a hablar;

es su voz de la tierra,

del cielo y del mar.

No tenerte y pensarte…

Quien no siente es feliz

487241039_1280x720

Quien no siente es feliz,

radiografía Pessoa a través de la pluma falsa

de su heterónimo Soares

Si bien no me atrevo a oponer

extrema resiliencia a tan rotundo argumento

más cierto encuentro

en un extremo simétrico

que quien no siente no es desgraciado

Y en este particularmente mío libro del desasosiego

iniciado sin fuerza hace un breve espacio infinito

y que alcanza en este punto preciso su hoja central

anoto

con vigorosa fiereza

con esa desdicha cierta que otorga el sentir

que tu ausencia engloba

cada rincón de todo cuanto existe

y que en medio del activismo y del nervio que suplantan

unas lágrimas necesarias

mis ojos abstrusos no aciertan a ver más allá

del vacío absoluto que los rige

“Búscate una excusa”

índice

BÚSCATE UNA EXCUSA

Búscate alguna excusa cualquiera para hilar un motivo y me llamas,

Te prometo esperar tras la puerta hasta el amanecer.

Y no importa que seamos amigos, en lugar de invitarte a mi cama,

Puedo ser hoy tu aliento y tu abrigo, mañana no sé.

No tendré preparado un cubata, hace tiempo que sé que no bebes;

Te prefiero discreta y sensata, creer que me mientes

A saber la verdad.

Y si cuentas un nuevo romance fingiré no morir de tristeza.

Inocente diré si es estable y seguro comentas:

Como tú nadie hay”.

Y si te echo de menos y decides quedarte

Para atar el deseo tengo más de un colchón;

O si duermes conmigo y las sábanas arden

Que se queme el instinto pero no la pasión.

Cuando al décimo asalto preguntes: “¿has compuesto algo nuevo estos días?”,

Tocaré hasta que el mundo se inunde con nuestro sudor.

Mentiré al hablar de la musa que inspiró la canción que pedías…

Ojalá se te antoje una duda y quiebres mi voz.

Miraré tu actitud de reojo, por si acaso de reojo me miras;

Dejaremos fluir a su antojo los nervios, la prisa

Y una torpe emoción.

Buscaré yo la próxima excusa para darte mañana un motivo,

Y jugando a la ruleta rusa un beso furtivo

Nos dará la ocasión.

Y si me echas de menos y decides quedarte

Para atar el deseo pídeme otro colchón;

O si duermo contigo y las sábanas arden

Que nos queme el instinto abrasados los dos.

Y si te echo de menos…